Páginas

Banner

jueves, 12 de noviembre de 2009

"YO SOY LA PUERTA". Comentario a Jn 10, 1-18


1. Breve introducción

El presente escrito, más que un comentario, sería mejor llamarlo reflexiones sobre el evangelio de Juan (cap.10, 1-10), debido a que no me detengo a profundizar exegéticamente el texto juaneo, sino más bien, nos quedamos en el plano reflexivo de los mismos.

Como fuente principal, hemos usado un artículo escrito en forma de exegesis por el padre Ignace de la Potterie, uno de los más grandes exegetas de nuestro tiempo, sacerdote Jesuita, doctor en exegesis bíblica del Pontificio Instituto Bíblico de Roma. Fue profesor de Sagrada Escritura en Lovaina y desde 1959 en el instituto bíblico. Fue miembro de la Pontificia Comisión Bíblica y consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Otro texto del cual hemos tomado contenido exegético, es el libro: Vangeli e lettere di Giovanni, (MATEO) de Rinaldo Fabris, que hace un análisis exegético a los evangelios, .

Habiendo ya visto un poco sobre los autores principales que hemos usado para realizar este efímero trabajo, nos damos cuenta que estamos hablando de personas con experiencia y madurés teológica, esto nos da más seguridad al pensar que su contenido no está adulterado de falsas doctrinas o de errores teológicos. Aunque los dos textos expresen dos puntos de vista diversos u opiniones distintas acerca de los textos escriturísticos, ambos expresan la unidad de la fe católica dando a conocer un único mensaje juaneo: Jesucristo es el buen pastor y la puerta de las ovejas. Cabe notar, que cuando hablamos de dos puntos de vista diversos, no nos referimos a dos modos de interpretar el evangelio, sino a dos metodologías distintas.

Según he podido notar, el análisis exegético del Jesuita Ignace de la Potterie, se centra sobre todo en el contexto histórico de Cristo, su interpretación juanea la busca en torno al contexto mismo del dialogo de Jesús con los judíos. Rinaldo Fabris, por otra parte, sin dejar a un lado el contexto histórico da una visión Cristológica y Soteriológica.

2. Jesucristo se presenta como “la puerta”

“Yo soy la puerta de las ovejas” (Jn 10, 7), este es el titulo dado por Ignace de la Potterie, un sacerdote Jesuita, a un comentario que hace al evangelio de San Juan (Cap.10, 1-18), resaltando con grande importancia, la imagen de Cristo como buen pastor, reconociendo a la vez, que la Iglesia le ha dado grande importancia, sobre todo en el tiempo pascual. Pero surge espontáneamente preguntarnos: ¿por qué en el tiempo pascual? ¿Habría otro tiempo litúrgico en el cual se pudiera insertar esta figura de Cristo? Seguramente encontraríamos algún momento en el cual podríamos insertarlo, pero quizá le tendríamos que dar otra perspectiva a este pasaje de San Juan y no es este nuestro objetivo. Sin embargo, la idea fundamental por la que se da una gran relevancia en el tiempo pascual, es porque tiene un sentido soteriológico, es decir, presenta a Jesús como el Salvador de las ovejas, porque en definitiva es esta la tarea de un “buen pastor” como lo presenta San Juan, Salvar su rebaño (10, 9).

Por otra parte en el libro “Vangelo e lettere di Giovanni”, Fabris R. comentando los mismos versículos, añade que no se debe perder de vista el significado que Jesús quería darle con sus típicas parábolas simbólicas, el autor nos pone en contexto diciendo que las dos escenas iniciales: aquella del ingreso por la puerta y de la salida (vv.1-3), se inspira en la vida pastoral. La primera es por la que entra el “buen pastor” en el redil, al cual el portero le abre la puerta, las ovejas escuchan su voz y llamando una por una, las conduce hacia fuera (v.3). El ladrón, en cambio, no busca entrar legítimamente por la puerta, porque sin hacer un gran razonamiento, nos damos cuenta que el portero no lo dejará entrar, además, las ovejas no reconocerían su voz y en consecuencia, no lo seguirían.


3. ¿Dos tipos de pastores? “Yo soy el buen pastor” (v.11a)

Es clara la distinción que Jesús quiere hacer al dar a conocer esta parábola: dos tipos de “pastores”. Si nos ubicamos en el contexto del relato, nos damos cuenta que antes de este hecho, Jesús había tenido una disputa sobre la ceguedad de los judíos (Jn 9, 40). En este contexto, los fariseos critican a Jesús acusándolo de impostor y portador de demonios (Jn 10, 20). Ante estas acusaciones en cuando Jesús inicia con esta parábola, haciendo notar que Él no es un extraño, no es un impostor, no es un ladrón ni mucho menos un salteador (v.1), más bien, es el buen pastor que da su vida por las ovejas (v.11). Entonces, como nos muestra el texto, podemos afirmar con seguridad que Cristo es la puerta y al mismo tiempo el pastor bueno que entra por la puerta, encontramos un rico contenido en este pasaje evangélico; me refiero al sentido que, Jesús por ser el Hijo de Dios, puede entrar al redil por la puerta que es Él mismo, es decir, tiene la autoridad de entrar por sí mismo -porque es Él la puerta- mientras que los demás, al querer entrar legítimamente al redil, deben hacerlo solo pasando por Él; esto es lo que expresa explícitamente San Juan en su evangelio: dice Jesús: “yo soy la puerta, si uno entra por mí, estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará pasto” (v.9).

4. “Las llama una por una y las saca fuera” (v.3)

La característica principal para reconocer el verdadero pastor, es que las llama “una por una”, es en este momento donde cada una al sentirse llamada, reconoce inconfundiblemente la voz de su amo, en este caso: Jesús el pastor bueno.

Por otra parte, tenemos otra expresión del evangelista en su relato: “y las conduce fuera”. ¿Qué sentido le damos a esta figura?

La exégesis del Jesuita de la Potterie, dice claramente que se está hablando de la liberación de la esclavitud (del pecado). Haciendo una analogía de cuando Dios hizo salir al pueblo de Israel, dice el comentarista que hoy Jesús es quien indica al nuevo pueblo de Dios el camino para salir del redil, atravesar la puerta, y seguir al pastor de su rebaño, solamente así encontrarán la Salvación.

Es necesario -dice el biblista Potterie- relacionar el texto anterior al capítulo nueve, para entender el sentido propio del capítulo diez, es decir, al encuentro de Jesús con el ciego de nacimiento, al cual Jesús le recupera la vista: Al inicio, Jesús era un desconocido para este hombre, ni mucho menos lo podía ver, pero luego del encuentro con el maestro, va descubriendo quien es realmente Jesucristo, tanto así que termina atribuyéndole los títulos de Profeta (Jn 9, 17), enviado de Dios (Jn 9, 33) e Hijo del Hombre (Jn 9,35-37), volviéndose creyente.

Cabe cuestionarnos: ¿a qué se refiere Jesús cuando dice que las conduce “fuera”? Si nos centramos en la exegesis que hace el padre Ignace de la Potterie, seguramente ya habremos respondido a esta interrogante, debido a que el autor nunca se sale del contexto judaico de la fiesta de la Dedicación, como haremos notar más adelante. Los judíos contradicen a Jesús, esto es más notorio en los versículos anteriores (9,40) donde algunos fariseos que estaban escuchándolo le dijeron “¿es que también nosotros somos ciegos?”

¿Es acaso a estos fariseos a los cuales se refiere Jesús al aludir a los falsos pastores? De esto no estamos seguros, porque el sentido de la parábola no es efímero, sino con un amplio significado que Potterie no especifica en su comentario; pero si habla de una ruptura entre la Iglesia y la sinagoga a causa de la discriminación del ciego en el momento que echan fuera después del milagro (Jn 9,34). A consecuencia de lo anterior y en el mismo concepto judaico, nos es más lógico pensar que el redil es el pueblo judío o el templo de estos, porque es ahí donde se reúne el pueblo de Israel (las ovejas) y que Jesucristo es quien entra lícitamente por la puerta y las conduce fuera, es decir, hacia el nuevo pueblo de Dios que es la iglesia, es ahí donde encontrarán “pasto” suficiente y en donde encuentran la salvación por medio de Cristo, ahí se encuentran las ovejas que han reconocido la voz del pastor y lo han seguido. Este razonamiento, nos hace pensar que de ahora en adelante, Jesús está inaugurando un nuevo templo (o redil) para las ovejas, que tiene su fundamento en Él, porque Él es el templo vivo, la regla máxima de la ley. En resumen, es el buen pastor que viene a “sacar las ovejas del antiguo redil (las conduce fuera), para hacerlas entrar por medio de sí mismo (la puerta) al plan salvífico de Dios por medio de su pasión, he aquí el por qué dirá más adelante: el buen pastor da su vida por las ovejas, tema que desarrollaré al final de estas reflexiones (numeral 6).


5. “Pero no seguirán a un extraño, sino que huirán de él” (v.5)

Es interesante como al ubicar este versículo en el contexto del relato, es decir, el conflicto de los judíos con Jesús como hemos expresado anteriormente. El mismo evangelista nos pone en contexto más adelante en los versículos sucesivos a esta parábola, me refiero a la fiesta de la Dedicación, en donde Jesús mismo identifica las ovejas que no conocen su voz, con los judíos; pero según Fabris R., el desarrollo de la parábola no envuelve una relación que ilustre la relación de Jesús y sus oyentes judíos, sin embargo, el grande biblista jesuita Ignace de la Potterie, aunque no lo dice explícitamente, parece dar a entender que si hay una pequeña intención de parte de Jesús de identificarlos, ya que reconoce una continuidad entre este relato del buen pastor y el de la fiesta de la Dedicación que el evangelista narra seguidamente del texto que estamos analizando. La hipótesis del autor se basa en que el evangelista así pudo haber dado a conocer un único texto. Literalmente dice Potterie: “la parte restante del c.10 (los vv.22-42), se colocan en otro contexto (pero que tienen continuidad), el de la fiesta de la Dedicación, tres meses después. Pero la brevedad misma de estas perícopas, invita a pensar que, para San Juan, ella constituye un todo único con la sección de los Tabernáculos (una fiesta judaica): tanto en un caso como en el otro, Jesús se encuentra en el templo para hacerse conocer por los judíos, en el cuadro de una gran solemnidad judaica; y sobre todo, estos veinte versículos (vv.22-42), no hacen más que retomar y desarrollar los temas de los cuales estaba tratando al inicio del cap. 9. El conjunto de la sección 7,1-10,42 constituye, por lo tanto, una grande unidad literaria, centrada en el templo”.

Encontramos, por lo tanto, en Ignace de la Potterie, un espeso significado teológico en el cual todo viene visto entorno al templo, por lo que la palabra metafórica redil, viene a indicar la parte de enfrente del tabernáculo o el templo en el cual se reúne el pueblo de Dios, es decir el pueblo de Israel, de ahí que el autor opte por la interpretación antiguo-testamentaria de las “ovejas” para designare el pueblo de Israel (Ez 34,31; Jer 23,1; Sal 94 (95),7).


6. “el buen pastor da su vida por las ovejas” (v.11b)


Esta es otra característica de las que Jesús hace notar a los que están escuchando su parábola, y retoma nuevamente la imagen que da al inicio de ella y que recorre en todo el texto del cap. 10 de San Juan: el buen pastor. El ladrón no viene más que a robar, a matar y a destruir –dice-, pero yo he venido para que tengan vida… Vemos como contrapone la mentalidad de los que lo acusan: Él no viene a robar, sino a regalar, a donarse a sí mismo; no viene para matar, sino para dar vida; no viene para destruir, sino para construir un reino de paz, de tranquilidad.

San Juan en su evangelio, tiene una característica muy particular: la perspectiva dominante de su discurso pastoral, es la Cristológica que se prolonga y actúa en el rol salvífico de Jesús, el pastor que da la vida voluntariamente (vv.17-18). Ciertamente esta perspectiva solo la entenderemos al reconocer una estrecha relación de Jesús con el Padre, de modo que tiene el poder para darla y recobrarla nuevamente (v.18).

David A. Pineda Escobar

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonita reflexión.....felicidades. Lo tomarè para un tema que tengo que dar a los jovenes.

Anónimo dijo...

training both pharmacy students and technicians that you have a number.
By default, Microsoft Outlook's Junk E-mail is enabled to
start blocking incoming pharmacy spam or other unwanted messages.

That's why a growing number of consumers now prefer generic medicines over brand name
versions.

Here is my website; pharmacy and poisons board exams results

Anónimo dijo...

Superb, what a blog it is! This webpage gives helpful facts to us, keep it up.


My site ... low cost seo